miércoles, 4 de noviembre de 2009

Mírame a los ojos

Si piensas que el mundo te ha dejado. Que todo ha perdido su interés. Que da lo mismo negro, azul que blanco. Que mejor no hay nada que saber.
video

4 comentarios:

evaRisto dijo...

"La vista de todo aquello que es extremadamente bello, en la naturaleza y en las artes, evoca el recuerdo de lo que amamos a la velocidad del rayo"
( Stendhal )

evaRisto dijo...

"Este aspecto nuevo del mundo después de la etapa difícil, estos árboles, estas flores, estas mujeres, estas sonrisas recien coloreadas por la vida que acaban de sernos entregadas al alba, este concierto de pequeñas cosas que nos recompensan, el dinero no las compra."
Antoine de Saint-Exupéry
"Tierra de hombres"

pepa salero dijo...

"POUR QUE TU NE MEURES PAS" Yves Duteil

Para que no mueras,
he rezado noche y día
a un Dios, que yo ignoraba,
para que te mantenga con vida.
Rogaba de rodillas
para que te dejara entre nosotros.

Rezaba las oraciones
que recitaba cuando era niña,
decía Padrenuestro, Dios te salve, María,
y buscaba en vano
en el cielo, aquí abajo,
los instantes de reposo
que encontré al fín
en el hueco de tus brazos.
Para que sigas con vida,
hubiera rezado a Buda.

Para que no mueras,
sumergí mi mirada
en lo más profunda de la tuya;
para curar tus penas,
hubiera querido que me ayudaran
a encontrar el remedio.

Hubiera cambiado la historia
para borrar los días
que se presentaban negros
alrededor de tu amor,
para quebrar su curso.
Hubiera querido poder
volar a socorrerte.

Para que no mueras,
he cantado algunas noches
todos los cantos de esperanza
que escribía para tí,
y hubiera subido tan alto
hacia el precioso infinito
para poder traer
un poco de eternidad
y regalártela.

Cuando te abría mi corazón,
acariciando tu piel
como se toca un tesoro,
tu luchabas tan bien,
nos sentíamos tan fuertes...
Hubiera buscado más lejos
para que vivas aún.

Nunca sabré lo que de todo esto
nos ha mantenido juntos,
el coraje de vivir
o la felicidad vibrante.
Pero bendigo al cielo
por haberte salvado,
cuando al caer la noche
te escucho respirar.

Y conozco el precio
de cada instante de paz
que nos ofrece hoy
y el amor que se necesitaba
para que tu sigas aquí.

Para que no mueras,
hubiera dado mi vida.

pepa salero dijo...

Con cariño para todos, porque fuimos niños y porque siempre tendremos un niño cerca, por si a alguien le sive esta canción.

HERIDAS DE INFANCIA
(BLESSURES D'ENFANCE. Yves Duteil)

No siempre se sabe hasta qué punto los niños guardan largo tiempo el recuerdo de sus heridas ni cómo es adecuado ayudar a iluminar el alma de esta flor que comienza a abrirse.
Yo que soñaba con el amor, la música y la esperanza, me dormía rodeado de temores en la oscuridad seguro de que ningún sueño tendría futuro y me despertaba siempre con las manos vacías.
Cada uno vivía para sí pensando en silencio y yo cantaba a mi alma, en plena indiferencia, lleno de alegrías, perturbado de deseos, fingiendo para que me quisieran.
En verano me enviaban al borde del mar o al fondo del Jura (Álpes) a disfrutar del aire libre. Escribir a mis padres que me divertía mucho y dormirme completamente sólo acurrucado en mi tristeza.
He tratado de crecer, de volar quizás, para escoger estrellas a los que me vieron nacer. Esperé mucho tiempo ese gesto o esa mirada que nunca llegó o que vendrá demasiado tarde.
Después mi hermano se fue a un colegio cualquiera, interno durante tres años porque nos entendíamos mal. He tratado sin cesar de cruzar su camino sin conseguir encontrar su mano nunca,
todos mis anhelos de amor rotos desde la cuna.
Traté de revivir mirando a las chicas; amar era malsano, perverso o indecoroso a pesar de ser tan dulce, tan tierno e inquietante.
Hoy he crecido pero el silencio está aquí amenazando con volver, con rodearme.
Yo sé que mi destino es ser feliz en otro sitio y abro mi corazón al futuro pero siempre guardo, de aquellos años perdidos, el profundo sentimiento de no haber vivido y el miedo brusco a amar abiertamente.
No siempre se sabe hasta que punto los niños guardan un amargo recuerdo de sus heridas ni el tiempo que se necesita para aprender a sanar, aunque quizás sería suficiente con una sonrisa.
Yo que soñaba con el amor, la música y la esperanza, en vano esperé ese gesto o esa mirada pero cuando un niño llora o está triste, creo saber un poco lo que necesita.

Con todo cariño.