viernes, 18 de diciembre de 2009

Esperanza

Esperanza en el amor. Esperanza en la humanidad. Esperanza en la sonrisa de un niño. Esperanza en un nuevo amanecer. Esperanza en el futuro.
video

4 comentarios:

pepa salero dijo...

LE BÛCHERON* (Yves Duteil)
(El leñador)

Ha sido preciso que un día un leñador se levante, corte un hermoso ciprés para venderle a la serrería, que un amante de la madera, para hacer secar la savia, espere pacientemente la mitad de su vida.

Ha sido preciso que un día un barco lo transporte y que un viejo artesano lo prefiera al pino, que yo me pare al final en el umbral de su puerta y que, con una sonrisa, él me apriete la mano.

Así es como, esta noche yo interpreto, con mi guitarra, el increible viaje a través de los años de un grano importado por un viento insignificante para convertirse en guitarra al fondo de un taller.

Es la cadena sin fin de innumerables detalles que construye nuestros días y se asemeja al destino, que hace caer la lluvia sobre los desiertos de arena y abrir las flores en el corazón de mi jardín.

Cada uno no es más que un eslabón de esta inmensa cadena y mi vida no es más que un punto perdido en el horizonte, pero se necesita el amor de toda una existencia para que un árbol que muere se convierta en canción.

Entonces las palabras, por azar, por extraños senderos, van a encontrar su felicidad al final de nuestras penas y el tiempo, poco a poco, se duerme en nuestras memorias para hacernos olvidar que al principio del camino

Es la cadena sin fin de innumables detalles que construye nuestros días y se asemeja al destino, que hace caer la lluvia sobre los desiertos de arena y brotar la melodía de los dedos de los músicos.

Yo no era más que un eslabón de esta inmensa cadena y mi vida no es más que un punto perdido en el horizonte, pero se necesitaba el amor de toda una existencia para que un arbol que muere se convierta en canción.

LE BÛCHERON DE NÖEL es el postre típico de la Navidad en Francia.

pepa salero dijo...

Evidentemente, no es al leñador (le bûcheron) lo que se comen los franceses por Navidad, por muy crudo que sea el invierno, sino lo que él corta: el tronco.

La Bûche de Nöel (el Tronco de Navidad) es un brazo de gitano forrado de chocolate que decorado con primor es un maravilloso tributo a la Naturaleza.

Menudo lapsus, ¿en qué estaría yo pensando?

pepa salero dijo...

¡LOS MEJORES DESEOS DE ESPERANZA PARA EL PRÓXIMO DECENIO 2010-2020¡

MA TERRE HUMAINE.Yves Duteil
(MI TIERRA HUMANA)

Vivíamos como hermanos en la aldea de nuestra infancia. En la plaza, teníamos todo para ser felices.
Cuando del mercado las mujeres traían noticias de la guerra tenían aquel día de lágrimas los ojos llenos.

¿Qué hacen los mios lejos del país?,¿por qué infierno, qué Dios? y ¿cuántas vidas serán necesarias aún para batirse en duelo?.

Si se pudiera volver a empezar, pararlo todo, escribir la Historia con nuestra opinión, borrarlo todo.Y que regresen al menos todos los que están tan lejos, que se han ido para nada. Tirar las armas y vivir al fin, volver a ser humanos.

Cuando las heridas parezcan cerradas quedarán, sin embargo, a lo largo de los caminos y bajo los campos de trigo tantas bombas de efecto retardado. "Para los daños colaterales, dirigirse al último despacho". "En el mostrador de las felicidades perdidas, la ventanilla ya no atiende".

Los caminos hacia la libertad,terreno minado, están jalonados de prisioneros, de voces ahogadas y de casas desiertas en las calles abandonadas de pueblos enteros, de rehenes con las vidas amenazadas por su color, sus ideas.

Tierra humana, todos los hombres tienen un sueño para compartir a tu alrededor. Mi Tierra humana, que todos los pueblos se levanten y recuperen la razón para vivir juntos en paz contigo.

Si se pudiera comenzar todo hoy, construir el mundo con nuestra opinión, encontrar la paz que ellos buscaron en vano, que buscaron tan lejos para ofrecernos al fin, un día, futuros en la Tierra, en mi Tierra humana.

Vivíamos como hermanos en la aldea de nuestra infancia, en la plaza teníamos todo para ser felices, felices.

pepa salero dijo...

LES SAVANTS, LES POÈTES ET LES FOUS. Yves Duteil
(Los sabios, los poetas y los locos)

No se necesita una bola de cristal para ver que la Tierra gira mal. Tampoco se necesita ser una persona competente para percatarse de que todo funciona al revés.

El más fiel reflejo de futuro está en la música, la pintura, el cine, la danza o bien la literatura. Todavía se puede borrar para suprimir los tachones.

Y lejos de los filósofos, de los profetas, de los tiranos, de los emperadores de opereta, el mundo pertenece a los más honestos de entre nosotros: los sabios, los poetas y los locos.

Son ellos los que labran, los que siembran y los que vendimian las viñas de nuestros sueños insólitos.
Y son ellos quienes reavivan, ciertas noches de agobio, la pequeña chispa de esperanza que nos queda.

Caballeros de los imaginario y navegantes solitarios, se embarcan sin mapa, sin guía y sin brújula mientras, sobre el muelle, la humanidad se destruye.

El Sol está al borde del eclipse y la naturaleza humana al borde del apocalipsis. Mentiras, hipocresías, apariencias, aspavientos, palabrería... y todo se consume.

Entonces, ¿de quién vendran actualmente los mensajes, los presagios que se esperan si la vida confía en sus mejores triunfos? de los sabios, los poetas y los locos?.

Pues son ellos quienes labran, quienes siembran y quienes vendimian las viñas de nuestros sueños insólitos y son ellos quienes reavivan, ciertas noches de agobio, la pequeñísima parcela de esperanza que son reanima.

Ni la Biblia, ni el Corán, ni la Thora podrán dibujar lo que mañana pasará, pero los humanos, yo pienso, tienen ese inmenso poder heredado del crisol de las pirámides y de las conciencias.

El más fiel reflejo de futuro está en el pensamiento, la escritura. En la página que falta, en el bosquejo, en el diseño aún se puede borrar donde la escena es demasiado dura.

Se podrá cambiar todo el mañana, construir un futuro distinto con nuestras manos, un mundo donde reinarán los más decentes de entre nosotros: los sabios, los poetas y los locos.